Viernes 27 de Noviembre de 2020
 

           
River: testeos negativos, un guiño para De La Cruz
Nacionales - Deportes
22/11/2020 11:09:00
El hisopado general no registró presencia de virus en el plantel. El uruguayo, así, viajaría a Curitiba para visitar a Paranaense por la Libertadores: ya volvió a entrenar junto con sus compañeros.

Según publica en su edición digital el diario Olé, era la señal que esperaban para preparar las reservas del viaje de Libertadores. Tu señal, De La Cruz. Un negativo bien positivo para Marcelo Gallardo, afirmación made in pandemia: los testeos que les realizaron a los futbolistas y miembros del staff de River arrojaron que no hubo presencia de virus, despejándose la incertidumbre por el uruguayo, quien venía de participar de una burbuja de selección que había estallado, produciendo 15 casos de Covid-19. No fue, claro, la situación de Nico, quien así viajaría a Curitiba para enfrentar el próximo martes a Athletico Paranaense. Y le permitirá al deté, si las circunstancias así lo permiten, alinear un equipo ideal.

Hubo suspenso en torno a la posibilidad de que De La Cruz pudiera estar en el charter que partirá este lunes rumbo a Brasil. Y, aunque resta que el cuerpo técnico dé a conocer la lista de convocados para el partido de ida de octavos de final, el hecho de que Nico haya tenido dos hisopados negativos desde su arribo de Uruguay le garantizaría, si Gallardo así lo decide, ocupar un asiento del vuelo privado.

Porque el volante de 23 años había integrado el aislamiento sanitario fallido de la selección de Uruguay, en la que el coronavirus se coló generando 15 casos positivos: resultaron infectados Gabriel Neves, Brian Rodríguez, Matías Viña, Luis Suárez, Rodrigo Muñoz, Darwin Núñez, Alexis Rolín, Diego Rossi, Lucas Torreira, entre los jugadores; Matías Faral, de la oficina de prensa; Alberto Pan (médico), Jorge Rey, Richard López, Víctor Britez y Emiliano Aguirre, todos integrantes de la delegación. Así, de las de 43 personas que viajaron a Colombia, el 35% quedó afectada.

Fue por ese motivo que De La Cruz, quien no mantuvo contacto estrecho con ninguno de los contagiados en las condiciones que los médicos consideran riesgosas (a menos de dos metros de distancia, sin barbijo y en un espacio cerrado durante 15 minutos), tuvo que trabajar de manera distanciada del resto de sus compañeros de River. Contemplando el comportamiento habitual de la enfermedad, los especialistas -con el Dr. Pedro Hansing a la cabeza- así lo habían determinado.

Según le explicaron a Olé, el Covid-19 puede generar falsos negativos hasta el décimo día posterior al contagio, con una curva descendiente de posibilidades: al día cinco es de un 50%, al día siete es de un 30%, al noveno es de un 3%, al décimo de un 2,5%, siendo muy bajas las probabilidades a partir del undécimo día. Aunque en el caso de Nico la problemática era que no había un parámetro de cuándo podría haber tenido contacto con el virus. Por eso, el plan fue esperar. Evitar, al mismo tiempo, que un error logístico generara más casos. En el trabajo de esta mañana, el volante volvió a integrarse al grupo.

Hubo tranquilidad este domingo a partir de los datos que comunicaron desde el laboratorio del Centro Rossi. Gallardo está, de este modo, habilitado a contar a la plantilla completa: si hay incertidumbres, ahora son sólo tácticas. El entrenador pudo, ante Banfield, darles minutos a Ignacio Fernández y a Rafael Santos Borré, quienes habían superado un desgarro y un cuadro asintomático de coronavirus respectivamente. Dos jugadores que no habían participado de los dos encuentros previos (Central y Godoy Cruz) y a los que quería con ritmo para jugar el martes. Incluso en el Sur pudo testear a Robert Rojas como compañero de zaga de Pinola, y con éxito, abriéndose el interrogante de si él o Díaz será el titular en Brasil. Estaba latente la esperanza de un negativo para contemplar también a De La Cruz. Y ese negativo llegó. Y no podría haber sido más positivo.






















SOCIALES