Sábado 08 de Agosto de 2020
 

           
Los secretos del Impenetrable: Se descubrieron nuevas especies en el área protegida
Chaco - Interés General
31/07/2020 13:19:00
La capacidad de gestión sustentable de los recursos naturales, será un factor determinante que le dará a los ciudadanos chaqueños y a los pobladores rurales mejores perspectivas de calidad de vida a partir del cuidado y la conservación de la biodiversidad que encierran sus áreas protegidas, entre la que se destaca como emblema el Parque Nacional El Impenetrable.

Nuevos descubrimientos de insectos entusiasman a los investigadores, en un hábitat donde ningún eslabón de la cadena puede estar ausente, por insignificante que parezca su existencia o rol en el ecosistema. Por ejemplo la ausencia de osos hormigueros en algunos ambientes -extinguidos por la depredación humana- derivó en el crecimiento desmesurado de poblaciones de hormigas y termiteros, que al no contar con el depredador natural arrasaron con pastizales, alimento de numerosos herbívoros. Esta situación de déficit alimentario provocó migraciones de herbívoros y sus depredadores degradando notablemente el ecosistema.Nuevos descubrimientos de insectos entusiasman a los investigadores, en un hábitat donde ningún eslabón de la cadena puede estar ausente, por insignificante que parezca su existencia o rol en el ecosistema. Por ejemplo la ausencia de osos hormigueros en algunos ambientes -extinguidos por la depredación humana- derivó en el crecimiento desmesurado de poblaciones de hormigas y termiteros, que al no contar con el depredador natural arrasaron con pastizales, alimento de numerosos herbívoros. Esta situación de déficit alimentario provocó migraciones de herbívoros y sus depredadores degradando notablemente el ecosistema.
Este vasto territorio que ocupa el Impenetrable se extiende al noroeste de la geografía provincial, en lo que se denomina la eco región del Chaco Seco, tiene sus fortalezas y debilidades, además de los servicios ambientales que presta como la mitigación y adaptación al cambio climático, la regulación hídrica, el sustento que da a las comunidades locales, la seguridad alimentaria y posibilidades de desarrollo económico a partir del eco turismo.
El Gran Chaco argentino tiene tanta biodiversidad que alberga más de 3400 especies de plantas, 500 especies de aves, 150 especies de mamíferos, 120 especies de reptiles y 100 especies de anfibios. En el Impenetrable a medida que avanza el estudio y la observación científica aparecen nuevas especies que no estaban registradas hasta hace poco como un saltamontes de antenas largas y cuerpo parecido a una hoja, o una araña arenera de seis ojos.
NUEVAS ESPECIES REGISTRADAS EN EL IMPENETRABLE
A mediados de febrero de este año el investigador del Museo de la Plata, Holger Braun, junto a un grupo de voluntarios del equipo de Rewilding Argentina, halló el primer registro para nuestro país de una especie de saltamontes en el Parque Nacional El Impenetrable denominado tettigónidos. Hace un par de semanas se produjo el registro de una araña Sicario (Sicarius boliviensis), capaz de mimetizarse con el suelo, desde donde acechan y emboscan a sus presas.
Las arañas sicario, o arañas areneras de seis ojos, aparecieron hace 100 millones de años cuando África y América aún se encontraban unidas. Actualmente se encuentran distintas especies de arañas de este género en ambientes secos de ambos continentes. Se cree que estas arañas son inusualmente longevas, pudiendo llegar a vivir hasta 15 años.
El espécimen encontrado en el Parque Nacional El Impenetrable fue identificado por el Dr. Iván Magalhaes, del Museo Argentino de Ciencias Naturales "Bernardino Rivadavia". Según este investigador, hasta el momento no existían registros formales de esta especie en nuestro país, por lo que este hallazgo contribuye a incorporar una especie más de arácnidos a la biodiversidad argentina.
FORTALEZAS Y DEBILIDADES DEL IMPENETRABLE
Pero así como el bosque chaqueño tiene sus prestaciones como reservorio de flora y refugio de fauna, ofreciendo generosos servicios ambientales; también el ecosistema tiene sus debilidades si se altera su equilibrio.
A pesar de su gran valor el Gran Chaco es una de las regiones más amenazadas del planeta: se encuentra entre los 11 sitios con mayor deforestación del mundo y niveles más altos de degradación. Esta región enfrenta la pérdida sostenida de su patrimonio natural y cultural principalmente por el cambio de uso del suelo para producción agropecuaria y forestal y para negocios inmobiliarios, ocasionando graves consecuencias ambientales, sociales y económicas.
El impenetrable es una zona con alto riesgo de sufrir un proceso de desertificación; por eso es fundamental preservar su bosque, ya que protege al frágil suelo de la erosión del agua y del viento, luego de haber sido intervenido con animales domésticos y de haber sufrido la extracción maderera en algunas de sus áreas.
Incluso desde el punto de vista de la salud diversos institutos de investigación en Ciencias Naturales apuntan a que esta crisis del coronavirus tuvo su origen en la interrupción del delicado equilibrio ambiental. Factores como la destrucción del hábitat, la captura, el tráfico y el consumo de fauna silvestre han representado condiciones propicias para que el virus SAR-CoV-2 se volviera contagioso para los humanos. Motivo por el que hoy, más que nunca, es crucial la protección de los recursos naturales y el medio ambiente. LA BIODIVERSIDAD, SU GRAN RIQUEZA
El Gran Chaco es una gran ecorregión conformada por una amplia diversidad de hábitats como los bosques, sabanas, pastizales y humedales, que constituyen el soporte vivo de un entramado biológico, social y productivo.
En la zona central del Gran Chaco de Argentina se encuentra el Chaco seco, que abarca más de 9 millones de hectáreas repartidas entre las provincias de Salta, Formosa, Chaco y Santiago del Estero, que a su vez alberga la zona conocida como el Impenetrable, de aproximadamente 4 millones de hectáreas.
El Impenetrable alberga fauna en peligro de extinción como el yaguareté, el oso hormiguero, el tapir, el chancho quimilero y el tatú carreta, que fueron declarados Monumento Natural Provincial en Chaco. También existen otras especies como el aguará guazú, el pecarí labiado y el ocelote, que históricamente han sufrido una fuerte presión de caza en la región chaqueña. También abundan el coatí, el tapir, las corzuelas, los zorros y zorrinos, las vizcachas y comadrejas overas, el mono aullador o caraya y diversos roedores. En entornos acuáticos predominan yacarés, tortugas acuáticas, cocoés, ranas trepadoras y curiyúes.
El Chaco es ideal para el avistaje de aves, ya que alberga a más de 340 especies entre las que se encuentran lechuzas, atajacaminos, urutaús, pájaros carpinteros, urracas paraguayas, garzas, chajáes, biguáes, gallitos de agua, cigüeñas, horneros, patos, chuñas de patas rojas y hasta ñandúes. Diversas especies de perdices, entre las aves terrestres; y de garzas, entre las acuáticas; tucanes, teros, charatas, cuervos, caranchos, martín pescador, distintas especies de palomas, picuies, horneros, boyeros, tijeretas, chiflones, búhos y lechuzas, monjitas, cisnes, espátulas y jabirúes. En las zonas cercanas a los ríos, principalmente en el Paraná, abundan las cotorras comunes y los loros hablador y real.
A todo esto se le suma el valor estratégico y ambiental de los bosques del interfluvio que se ubican entre los ríos Bermejo y Bermejito, representando actualmente una pieza clave para mantener la conectividad entre las selvas de yungas de Salta y Jujuy con los remanentes del bosque atlántico en Misiones, a través de las selvas en galería de los ríos Bermejo, Paraguay y Paraná.
EL IMPENETRABLE Y SUS HABITANTES
Además de sus exponentes de flora y fauna, el impenetrable también tiene sus poblaciones compuestas por criollos e indígenas, cada cual con concepciones diferentes en cuanto al uso y manejo de los recursos naturales. Históricamente el empleo estuvo asociado a la explotación forestal y ganadera, caracterizado por una mano de obra no calificada y temporaria. Dado el deterioro del ecosistema, hoy se está promoviendo desde el gobierno el desarrollo de nuevas alternativas derivadas del uso no maderero del bosque.
Son cinco los pueblos principales que se erigen alrededor del Parque Nacional El Impenetrable: Miraflores, Nueva Pompeya, Fuerte Esperanza, Wichí y Sauzalito; todos pertenecen al Departamento de Güemes, siendo Juan José Castelli la cabecera del partido.
En las zonas rurales los criollos viven en parajes, que son pequeños núcleos habitacionales de entre una y diez familias que se mantienen con una economía de subsistencia. La mayoría de los indígenas viven en reservas comunitarias ubicadas en las inmediaciones de los pueblos mencionados.





















SOCIALES