Martes 22 de Septiembre de 2020
 

           
Ganadores y perdedores del sector de las telecomunicaciones
Nacionales - Tecnología
11/04/2020 10:17:00
Las empresas de streaming surfean major el impacto del Covid-19. El coronavirus es más benévolo con los servicios, que con los fierros.

Las firmas que ofrecen streaming son las que mejor vienen surfeando el impacto del Covid-19 en la industria de las telecomunicaciones. Parece corroborarse la idea de que el coronavirus es más benévolo con los servicios que con los fierros.

La actual pandemia está demostrando su letalidad tanto en su faz sanitaria como económica. En este último sentido, según los números que han arrojado los mercados mundiales en estos días, el escenario suscitado por el Covid-19 promete estar a la altura de (vale decir, caer tan bajo como) la Gran Depresión (entre 1929 y 1932), la Crisis del Petróleo (1973-1974) o quizás en el menos perjudicial de los casos, semejarse al más reciente bear market de las Hipotecas Subprime, entre octubre de 2007 y marzo de 2009.

Para recordar en cifras las crisis mencionadas, en la Gran Depresión los valores bursátiles llegaron a caer en 1932 un 52%. En 1973 el petróleo empujó al Dow Jones a una caída del 27%, en tanto que en 2008 las hipotecas sub-prime lo llevaron a un -34% anual. El Covid-19 ya está en un rojo del 16% para este año.

Pues bien, desde una mirada at a glance del impacto global en sectores económicos, el coronavirus afecta a toda la industria manufacturera de alto contenido tecnológico (incluyendo industria automotriz, aeronáutica y telecomunicaciones), básicamente porque su producción implica aglomeración de personas, no es considerada esencial y en definitiva se ajusta a las proyecciones de la demanda, nada alentadoras por cierto.

En este contexto sólo “se salvan” algunos sectores, primordialmente de servicios, entre los cuales tenemos el caso de las OTTs: las over the top son aquellas firmas que, dentro del sector de telecomunicaciones, brindan servicios de streaming. Se valen de internet para llegar a los usuarios con video (Netflix), audio (Spotify) o mensajería (Whatsapp, de Facebook) y/o aplicaciones de teleconferencia (como Skype o Zoom).

Entre las OTT, el caso de Netflix (NASDAQ: NFLX) es paradigmático. Se trata de una compañía que encontró ya hace más de 20 años en el servicio online de video un nicho de mercado, lo ha desarrollado y, de la mano de la tecnología, cada vez se posiciona más arriba en la valoración de clientes e inversores. Con el “quédate en casa” se ha vuelto un servicio casi indispensable. Tomando en consideración los últimos 3 meses, la especie se ha incrementado en un 13%, y alcanza una capitalización bursátil de u$s163.00 millones.

Por el lado del streaming de audio, se espera que la sueca Spotify (NYSE: SPOT), que ofrece en este momento la plataforma más extendida del globo, incremente su valor a partir de la posibilidad de mayores suscripciones, a pesar de haber sufrido los embates de las bolsas en marzo: si bien la relación no es tan lineal como con el video, más gente en casa puede traducirse en mayores experiencias con el servicio. Actualmente su valor de mercado es de u$s24.000 millones.

En tanto que en el segmento de videoconferencia, la evolución que ha manifestado la firma Zoom Video Communications (NASDAQ:ZM) es sin dudas una de las más destacables en el actual contexto. La compañía ofrece como servicio una plataforma de comunicación a través de video, voz, chat y con capacidad de compartir información. Como consecuencia de la cuarentena, la aplicación fue bajada por más de 5 millones de usuarios durante marzo, un 86% más que el promedio habitual.

Comparativa de Netflix con respecto a Spotify, Zoom y Disney. Fuente: elaboración propia en base a datos de CNBC

Comparativa de Netflix con respecto a Spotify, Zoom y Disney. Fuente: elaboración propia en base a datos de CNBC

En el período de tres meses considerado, Zoom ha incrementado su acción en un 70%, aún teniendo en cuenta los múltiples issues de seguridad que ha debido enfrentar (y enfrenta todavía), incluidos sabotajes y filtraciones. En tal sentido, quizás el suceso más destacable es su prohibición por parte del Departamento de Educación de Nueva York para su uso en escuelas, alegando problemas de seguridad y privacidad. El valor de mercado de la firma, que cotiza desde el año pasado, alcanza los u$s34.700 millones.

Grafico: comparativa de Netflix con respecto a Apple, Qualcomm y Nokia.

Grafico: comparativa de Netflix con respecto a Apple, Qualcomm y Nokia.

En tanto que, si miramos a los grandes gigantes de la industria, los efectos de sus unidades de negocios dedicadas a servicios OTT se diluyen en el resto de sus portfolios. Por ejemplo, es el caso de Disney (NYSE:DIS), que es socia mayoritaria de la plataforma OTT Hulu junto con Comcast y ha lanzado recientemente su plataforma propia Disney+, ambas compitiendo palmo a palmo con Netflix. En su caso, la acción de Disney se derrumbó un 28% en tres meses, por el cierre (sin precedentes) de sus parques de diversiones en Estados Unidos, Paris, Shangai y Tokio, y la paralización de sus producciones audiovisuales.

(*) Analista de Relaciones Económicas Internacionales, Tecnología y Geopolítica. Director de ESPADE (Estudios para el Desarrollo).





















SOCIALES