Miércoles 01 de Abril de 2020
 

           
Impuestazo a los autos afectará al 43% de los modelos que se venden
Internacionales - Economía
18/12/2019 22:43:00
Una vez sancionada la ley de Emergencia los precios de los autos 0km alcanzados por el tributo aumentarán entre 25% y 54%. En el mercado estiman que esto provocará una fuerte caída en las ventas.

El impuestazo a la compra de autos que quiere aplicar el Gobierno, según la mega ley enviada al Congreso, afecta al 43% de los modelos que se venden en la Argentina. A Partir de la aprobación de la ley, que se espera para los próximos días, los precios de estos 0km aumentarán entre 25% y 54%. Estos, según estiman en el mercado, provocará una fuerte caída de las ventas.

El proyecto establece el desdoblamiento de las alícuotas de Impuestos Internos que estaba vigente. A partir de $1.300.000 de precio mayorista (alrededor de $1.700.000 al público) pagará un tributo de 20% que representará una suba del precio de 25% por la forma en que se calcula este gravamen.

En tanto, habrá una segunda escala a partir de $2.400.000 de salida de fábrica (alrededor de $3.700.000 al público) que tributará un gravamen de 35% lo que hará que el precio salte un 54%.

Con esta futura normativa, de los 978 modelos que se comercializan en el país, 557 quedarán exentos, es decir el 57%. Unos 182 modelos comenzarán a pagar la primera alícuota (19%), mientras que 239 vehículos (el 24%) pagarán la segunda escala.

Con la nueva base imponible, modelos como el Toyota Corolla –el que utiliza el presidente Alberto Fernández – estarán alcanzados por este tributo. También se sumarán una larga lista de modelos del segmento medio. Hay que tener en cuenta que quedan pocos autos por debajo del millón de pesos, ya que los 0km aumentaron hasta 80% este año y más de 100% el año pasado como consecuencia de la devaluación.

Además se modificó la forma de cálculo de actualización que antes era trimestral por inflación y ahora será por nuevo mecanismo que correrá a partir de abril. A esto se suma la suba de la tasa de estadística de 2,5% a 3%.

Ambito había anticipado que el cambio de Gobierno había puesto a los importadores de autos en estado de alerta por el temor a un aumento de la presión fiscal. Este segmento de vehículos, debido al valor de modelos, es el que más está alcanzado por los Impuestos Internos, un gravamen que apunta a productos “de lujo”.

En medio del festival de medidas para incrementar la recaudación, preocupaba en el sector que se decida un “impuestazo” para los 0 km más caros, como sucedió en los últimos años de la anterior gestión kirchnerista. Es por eso que algunas empresas consultadas decidieron apurar la nacionalización de unidades para escapar de un nuevo “golpe” tributario. “Tratamos de nacionalizar, antes de fin de año, todas las unidades que están en el puerto para cubrirnos por cualquier cambio de reglas de juego”.

























SOCIALES