Lunes 25 de Marzo de 2019
 

           
Alquileres: las renovaciones llegan con aumentos de al menos 30% anual
Nacionales - Interés General
08/01/2019 19:01:00
Es lo indican las inmobiliarias. Asociaciones de inquilinos aseguran que los incrementos son mayores. Futuro incierto por la nueva ley de alquileres.

La renovación de contratos de alquiler en la Ciudad de Buenos Aires y en el resto del país se darán con aumentos de al menos 30% según comentan desde el sector de las inmobiliarias, aunque asociaciones de inquilinos afirman que los incrementos serán aún mayores. Todo a la espera de lo que pase con una ley que regule el mercado, que el año pasado quedó trabada en el Congreso y cuyos posibles efectos son disimiles según desde que lado del mostrador se esté.

“Se estima un 30% anual, con una actualización del 15% semestral. Igual que el año pasado que la actualización fue un 30% pese a que la inflaciónfue superior”, señaló Alejandro Bennazar, titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), en diálogo con ámbito.com. En cambio, Gervasio Muñoz, de la Federación de Inquilinos Nacional, sostuvo que “lo que estamos viendo en el último mes es que se están pidiendo para renovación incrementos de entre el 50% y el 60%, y aumentos semestrales de entre el 15% y el 20%”. “Es decir que desde el último mes del contrato que terminás, hasta el último mes del que firmás, hay un aumento del 100%. O sea, con la renovación incluida, en 24 meses tenés un aumento del 50% anual”, agregó.

Según un relevamiento del sitio especializado Reporte Inmobiliario, el valor medio para departamentos de 2 ambientes en la Ciudad supera los $ 11.000, mientras que las unidades de 3 ambientes cotizan en promedio por encima de los $ 15.000. Asimismo, los inquilinos señalan que por un monoambiente se está pidiendo hasta $ 10.000.

Para Bennazar, los alquileres “se actualizaron muy normal porque se prioriza tener un buen inquilino. Y además tener vacía una propiedad tiene su costo. Ante eso muchos prefieren pasarlo a temporario hasta encontrar un inquilino”. Muñoz discrepa al asegurar que las subas de este año serán superior y afirmó que “lo que están haciendo (los propietarios) es previendo que este año la situación va a ser igual que en 2018 con respecto a la inflación. Por eso están haciendo estos aumentos tan altos”. Y argumenta: “Los propietarios tanto no perdieron el año pasado. La inflación fue de 48%, y de los alquileres todavía no tenemos los datos finales pero hasta el segundo trimestre habían aumentado más que la inflación. Estamos esperando el informe del último trimestre para ver cómo fue todo el año, pero los propietarios habrán perdido 1 o 2 puntos”.

Frente a los aumentos, los inquilinos advirtieron que “hay muchísima gente que no está pudiendo renovar y otra que está cancelando los contratos porque ya nos los puede pagar”. “Los sectores bajos, que vivían en pensiones o inquilinatos, se fue a vivir a la calle. Tenés un sector medio donde los más jóvenes se volvieron con los padres. Familias que se van a vivir a lugares más chicos, tres personas viviendo en un monoambiente. Tenés el caso de los inmigrantes que viven hacinados. Y los sectores de tercera edad que bajan a hoteles o pensiones, o que vuelven con los hijos”, graficó. En cambio, Bennazar consideró que en realidad lo que está pasando es que hay “un combo del gasto que conlleva una vivienda”, que incluye los servicios, ABL, y expensas, y que “supera ampliamente el valor locativo”.

Ley de alquileres

Durante casi todo el año pasado, la Cámara de Diputados negoció un proyecto de ley de alquileres que finalmente quedó en stand by. El texto incluía modificaciones a la duración de los contratos, con tres años como mínimo; reajustes según inflación y salarios; flexibilización de la exigencia de garantías; la registración de los contratos ante el fisco; y comisión inmobiliaria a cargo del propietario. Ese último punto ya rige en la Ciudad, pero para el sector privado generó un efecto adverso.

“Lo que pasa es que la foto que tenés en Ciudad de Buenos Aires es totalmente diferente a la que tenés en el resto del país porque acá han aplicado una modificación a la ley, la cual ha dado una interpretación de una posible intervención en el mercado locativo, lo que produjo una diferencia en el aumento de renovación del contrato distinta a lo que es el promedio en el país. Pero la actualización en las inmobiliarias se están dando entre un 13% y un 15% semestral”, sostuvo Bennazar. “Va a ser urgente que el Congreso trate este año la ley de alquileres, que nosotros vamos a volver a presentar apenas abran las sesiones. Yo creo que el Gobierno quiere encarar esto, porque si no lo hace el año que viene va a haber una crisis habitacional muy grande”, contrapuso Muñoz.

Bennazar insistió con que “sería una lástima que se avance con una ley inconsulta”, cuyas consecuencias serían una reducción de oferta y un aumento superior de los valores para alquilar. “Cuando se retira del mercado no quiere decir que esa propiedad pasó a la venta. Pasa a alquileres temporarios o apto a otro destino. Esto encarece costos para el inquilino permanente. Porque no es lo mismo. Si vos sos un inquilino fijo, tenés que buscar un alquiler temporario hasta solucionar la situación”, explicó.

“La regulación en todos lados es una mala palabra. Es una intervención en una operación entre particulares. Hay que hablar de incentivos y beneficios a ambas partes. Pero cuando hablás de intervención, de sanción, de regulación, lo que provocás es un retiro masivo de propiedades”, reafirmó.



















SOCIALES