Domingo 16 de Diciembre de 2018
 

           
Rosario: condenaron a una banda de policías y ladrones por el robo a dos bancos
Nacionales - Policiales
05/12/2018 12:45:00
Recibieron penas de entre 6 y 2 años de prisión. También se descubrió que uno de los agentes se robaba los alimentos que eran para los presos de una comisaría. Seis personas, de las cuales tres son policías, fueron condenadas en la ciudad de Rosario a penas de entre 6 y 22 de prisión, acusadas de integrar una banda mixta que asaltó dos bancos en 2015. Una de las entidades bancarias asaltadas está situada en la localidad de General lagos, donde la banda copó previamente la comisaría local.

Seis personas, de las cuales tres son policías, fueron condenadas en la ciudad de Rosario a penas de entre 6 y 22 de prisión, acusadas de integrar una banda mixta que asaltó dos bancos en 2015. Una de las entidades bancarias asaltadas está situada en la localidad de General lagos, donde la banda copó previamente la comisaría local.

Un tribunal de Rosario integrado por los jueces Gonzalo López Quintana, Gastón Becerra y Eleonora Verón condenó a los acusados de conformar dos asociaciones ilícitas, una organizativa integrada por los policías y otra ejecutora conformada por los tres civiles. En tanto, otros dos suboficiales de la Policía de Santa Fe que llegaron a juicio oral resultaron absueltos.

El tribunal condenó a 21 años de prisión al ex jefe de la seccional 26ta de la localidad santafesina de Villa Gobernador Gálvez, comisario Maximiliano Maldonado (46); a 20 años a su secretario Carlos Morgan (41); y a 6 años de reclusión al suboficial Fernando Acosta (36), por los delitos de asociación ilícita, cohecho, malversación de caudales públicos, falsificación ideológica e incumplimiento de los deberes de funcionario, entre otros delitos.

La investigación también descubrió que Morgan se robaba los alimentos destinados a los presos en la seccional 26ta y los llevaba a su vivienda personal y que junto a Maldonado le cobraba 3 mil pesos a cada detenido para salir hasta el kiosco o recibir mujeres en la comisaría.

Paralelamente, fueron condenados los civiles Humberto "Viejo" Aguirre, a 22 años de cárcel; Damián "Rastrero" López, a 20 y Oscar "Chunchi" Belari, a 17, informaron fuentes judiciales. Entre varios hechos por los que se castigó a la asociación ilícita integrada por policías y ladrones se destacan dos asaltos a sucursales bancarias del banco Credicoop.

El primero de ellos ocurrió el 13 de mayo de 2015 en la localidad santafesina de General Lagos, situada a 20 kilómetros al sur de Rosario, en la que los asaltantes coparon la seccional policial antes del robo.

Según la causa, a las 6.30 de esa mañana Aguirre, López y Belari ingresaron a la seccional y maniataron a la única empleada policial que había a esa hora. Luego se dirigieron a la sucursal bancaria con escopetas, pistolas, una ametralladora y chales antibalas sustraídos de la dependencia policial.

Disfrazados de agentes de seguridad, en el banco dijeron que iban a relevar la guardia y en pocos minutos se alzaron con 148 mil pesos.

Según el remisero que los llevó hasta el lugar e hizo de campana en la puerta de la seccional copada, que se convirtió en imputado colaborador y obtuvo una pena baja mediante un juicio abreviado, los asaltantes no quisieron aguardar los 45 minutos que debían transcurrir desde que ingresaron la clave del tesoro hasta que su puerta dejara de ser inaccesible.

"Me dijeron que les habían entregado un banco para robar. Yo acepté, estaba sin laburo, mal económicamente y lo vi como una opción fácil", declaró el hombre durante el juicio, para explicar que "ellos ya tenían todo arreglado con policías".

El remisero contó que tres días antes del robo al banco llevó a los tres delincuentes a reunirse con el comisario Maldonado, y que el día previo, el secretario Morgan les mostró cuál era el patrullero que debían llevarse tras el asalto, ya que el otro que había en la comisaría de General Lagos no funcionaba.

También relató que el jefe policial, su secretario y la pareja del primero, una suboficial que resultó absuelta en el juicio, fueron a visitarlo a su domicilio antes de que lo allanaran para llevarse elementos que podían comprometerlos.

El otro robo a una sucursal del Credicoop que se ventiló en el juicio tuvo lugar el 5 de agosto del mismo año en Arijón al 400, en la zona sur de Rosario.

Según se planteó en las audiencias, cuatro hombres armados ingresaron ese día al banco poco después del horario de apertura al público vestidos con ropa de personal de limpieza y en pocos minutos se fueron con 80 mil pesos recolectados de las cajas.

Infobae.com























SOCIALES