Lunes 22 de Octubre de 2018
 

           
Se desploman hasta 10,4% las acciones argentinas en Wall Street
Internacionales - Economía
10/08/2018 14:32:00

En medio de la crisis turca que golpea a los mercados del mundo, las acciones de empresas argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York se desploman hasta más de 10%, presionadas además por la investigación judicial que salpica a políticos y empresarios por supuestos sobornos millonarios, y la disparada del dólar frente al peso.

Los papeles del Banco Francés lideraban las bajas con un derrape del 10,4%, seguidos por los delGrupo Supervielle, con un descenso del 9,5%; y los del Banco Macro, con una caída del 9,4%.

En lo que va del año las acciones de Supervielle se derrumban 63,6%; Loma Negra desciende 60,5%; el Banco Francés pierde 56,6%; el Banco Macro baja 56,2%; y el Grupo Financiero Galicia retrocede 51,4%.

Los papeles de las empresas argentinas registran fuertes bajas dado que el país profundiza la pérdida de confianza de los inversores extranjeros, algo que queda evidenciado en el nivel del riesgo país: este viernes alcanzó su nivel más alto en tres años y medio (691 puntos).

Ocurre en medio de un desplome de la lira turca, en dificultades desde hace varios días: hoy registraba una caída abismal, acelerada por el anuncio estadounidense de una fuerte alza de los aranceles y por las virulentas declaraciones del presidente Erdogan, quien denunció una "guerra económica".

La situación se agravó aún más por la tarde, cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció un fuerte incremento de los aranceles a la importación del acero y el aluminio turcos, que aumentarán respectivamente a 50% y 20%.

La lira, que perdió casi 40% de su valor frente al billete verde desde inicios de año, se cambiaba a 6,6115 por dólar es decir, una caída del 19% en una jornada. La divisa turca llegó incluso a 6,87, un mínimo histórico.

Ante esta situación, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, llamó a sus conciudadanos a una "lucha nacional" cambiando sus divisas para apoyar la moneda, y denunció una "guerra económica" contra Turquía. Pero su llamado no hizo más que acelerar la caída de la moneda.

Este hundimiento, que empuja a Turquía hacia una crisis monetaria, llega en un momento de fuertes tensiones diplomáticas entre Ankara y Washington, y de creciente desafío de los mercados, que desconfían del cada vez mayor control del presidente turco sobre las cuestiones económicas.

El impacto se sentía más allá de las fronteras turcas, ya que las acciones de varios bancos europeos registraron caídas, y Wall Street abrió a la baja, lo que muestra el temor a que haya un contagio a la economía mundial.






















SOCIALES