Domingo 21 de Octubre de 2018
 

           
Massismo pide a la AFIP suspender embargos y ejecuciones a pymes
Nacionales -
09/08/2018 21:02:00
Los referentes económicos del Frente Renovador exigen un plan de acción para "preservar" a las pequeñas y medianas empresas. De esta manera, se suman a reclamo de la UIA para "aliviar" al sector.

El equipo económico del Frente Renovador volvió a la carga con un plan de acción para "preservar" a las pequeñas y medianas empresas. En esta oportunidad, los referentes en materia económica del espacio que lidera Sergio Massa pidieron la suspensión por 180 días de os embargos y ejecuciones de la AFIP a pymes.

La solicitud, eje del proyecto de Ley de Emergencia Pyme presentado por el massismo en el Congreso, se suma al reclamo realizado por la Unión Industrial Argentina (UIA) a la oficina que conduce Leandro Cuccioli para brindarle "alivio financiero" a uno de los sectores más afectados por la cauda de la actividad económica.

La preocupación no es poca. El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) informó que la utilización de la capacidad instalada en la industria descendió al 61,8% en junio, el segundo nivel más bajo del año. El desplome significó una caída de más de 5 puntos porcentuales con relación a igual mes de 2017.

Ante este panorama, los referentes del equipo económico de la fuerza liderada por Sergio Massa insistieron en la necesidad de suspender por seis meses los embargos y ejecuciones del organismo con el objetivo de "preservar" a las pequeñas y medianas empresas.

Desde que fue presentado hace una semana, el massismo trabaja para que el Proyecto de Ley de Emergencia Fiscal Pyme avance y se implemente a tanto a nivel nacional como provincial y municipal. La iniciativa tiene como objetivo ponerle un freno a los embargos de cuentas bancarias y a los juicios por parte de la AFIP, ARBA y agencias municipales a Pymes, comerciantes, profesionales, monotributistas y emprendedores por un plazo de 180 días.

Al respecto, el diputado nacional del Frente Renovador José Ignacio de Mendiguren reafirmó la necesidad de "darle aire" al sector industrial y pyme al considerar que "es el principal proveedor de empleo y una célula fundamental del desarrollo económico". "Para que el país tenga un desarrollo económico sostenido, necesitamos industrias y PyMEs vivas", resumió el bonaerense.

Por su parte, el extitular del BCRA e integrante del equipo económico del Frente Renovador Aldo Pignanelli explicó: "La devaluación entre 2015 y 2018 alcanzó el 180%; la tasa de interés que paga el BCRA por su enorme deuda en Lebacs es del 47% anual; los bancos cobran a las PyMEs y personas tasas de más del 100% anual, haciendo imposible la sustentabilidad de la actividad económica".

En ese contexto, el economista recordó que "la deuda pública que en diciembre 2015 era de u$s253.000 millones alcanzará, a fines de 2018, a más de u$s400.000 millones, el 65% del PBI". Fiel a su estilo, Pignanelli lanzó al aire una pregunta retórica sin vueltas: "¿Con qué dinero se pagará esta deuda si la economía le pega de lleno a las PyMEs, generadoras del 75% de la actividad país?".

La preocupación del massismo llegó luego que la propia Unión Industrial Argentina alertara sobre la necesidad de llevarle "alivio financiero" a las pymes. El Comité Ejecutivo de la UIA encabezado por su presidente, Miguel Acevedo, se reunió este miércoles con el jefe de la AFIP, Leandro Cuccioli, para pedirle la "rápida implementación" de iniciativas que den "alivio financiero" a los sectores más afectados por la caída de la actividad.






















SOCIALES