Domingo 24 de Junio de 2018
 

           
Rito satánico y magia negra en Brasil: buscan a un argentino por el crimen de dos niños que fueron descuartizados
Internacionales - Policiales
10/01/2018 12:30:00
Novo Hamburgo, una ciudad del estado brasileño de Río Grande del Sur, fue el lugar de un macabro doble crimen que conmociona: dos niños argentinos fueron descuartizados durante un ritual de magia negra llevado adelante por al menos siete personas.

Los restos de los menores fueron hallados dentro de bolsas de basura el 4 de septiembre del año pasado, pero recién ahora se supo que fueron asesinados en el marco de una ceremonia que incluyó horrores como abusos sexuales, cortes en el cuerpo, desmembramientos, decapitación y canibalismo. Por el hecho, cuatro personas ya fueron detenidas y tres aún permanecen prófugas, entre ellas un hombre de ciudadanía argentina, identificado como Jorge Adrián Alves (33).

Según la policía local, se trataría de uno de los discípulos del "Brujo", principal acusado de los asesinatos y que ya fue arrestado. El delegado Fabio Motta Lopes, director del Departamento de la Policía Metropolitana (DPM) de Porto Alegre dijo en diálogo con Radio Gaúcha que en un primer momento se creyó que las víctimas podían ser brasileñas, pero con el avance de la investigación se inclinaron por la hipótesis de que eran extranjeros. El jefe policial señaló también que el argentino -cuya identidad no confirmó- también residió durante un tiempo en Novo Hamburgo y sospechan que fue el entregador de los chicos. Asimismo, tendría antecedentes penales en Corrientes y Misiones.
Entre otros detalles, se reveló que los cuerpos fueron encontrados a unos 30 kilómetros del "templo" donde se perpetraron los crímenes y que se trataría de uno varón de 7 u 8 años y una nena de entre 11 y 12. Además, las fuerzas de seguridad intentan localizar los cráneos de los menores que aún no pudieron ser recuperados.
Motta Lopes aseguró también que fue un "ritual macabro" y que, entre otros elementos, llegaron al "Brujo" y los demás sospechosos a partir de "informaciones anónimas". Y en cuanto a las víctima, el jefe policial aclaró que "no saben quiénes son" todavía y que por ello solicitaron informaron a las fuerzas de seguridad argentinas y de los otros estados federales de Brasil sobre casos de niños desaparecidos desde mediados de 2017.
Según consignó el portal G1.globo.com, los detenidos son: Silvio "El Brujo" o "El Maestro" Fernandes Rodrígues, referente a nivel sudamericano de magia negra; Jair Da Silva, uno de los seguidores que encomendó el ritual; Andrei Jorge Da Silva, hijo de Jair; y Marcio Miranda Brustolin, otro seguidor.
Además del argentino, Anderson Da Silva, otro hijo de Jair y Paulo Ademir Norbert Da Silva, otro agente inmobiliario que habría participado del ritual, están prófugos.

El juez de Ejecuciones Criminales Regional de Novo Hamburgo, Carlos Fernando Noschang Júnior, dictó la semana pasada las "prisiones temporarias" de los cuatro detenidos.

El propio magistrado declaró a Radio Gaúcha que "había mucha prueba" documentada en el expediente que él recibió el 21 de diciembre a partir de un trabajo "dedicado" y "profundo" de los investigadores policiales durante más de cuatro meses. Según el juez, los pedidos de prisiones estuvieron bien "fundamentados" con pruebas "contundentes", como entrecruzamientos de llamados y mensajes de los celulares los sospechosos.

Infobae.com























SOCIALES