Domingo 19 de Noviembre de 2017
 

           
Tras el paquete bomba que explotó en la sede de Indra, la Justicia busca al motoquero que entregó el explosivo
Nacionales -
10/08/2017 22:33:00
El juez Daniel Rafecas determinó que el paquete que estalló esta tarde fue llevado el martes a una ex sede de la firma Indra. Comienza el cotejo de cámaras de seguridad

Esta tarde, la empresa española de informática Indra recibió un paquete explosivo en su sede de Puerto Madero que envió al hospital Argerich a una recepcionista de 25 años y a un cadete de 38 con lesiones en cara y dedos.

La lectura política del estallido fue inmediata: Indra fue designada por el Gobierno nacional como la encargada de contabilizar provisoriamente los votos de los comicios de este domingo así como de las elecciones legislativas de este octubre. La explosión, ocurrida en las oficinas de la empresa en el quinto piso del edificio Madero Riverside sobre la calle Cecilia Grierson al 200, es investigada por el juez federal Daniel Rafecas y el fiscal Guillermo Marijuan, que se dirigió al edificio cerca de las 19 horas.

Por lo pronto, Rafecas y Marijuan ya cuentan con una certeza sobre quién habría entregado el paquete, según aseguran fuentes judiciales a Infobae: un hombre a bordo de una moto.

Rafecas y Marijuan pudieron determinar que la encomienda, una caja rectangular de aproximadamente diez por veinte centímetros, fue entregada el martes último en la ex sede de la empresa en la esquina de Paraná y Santa Fe. Debido a la mudanza de la empresa, un cadete buscó la caja en el día de hoy para llevarla a una nueva oficina. La recepcionista lo abrió, con el cadete junto a ella, resultando heridos los dos.

De cara a esta información, Rafecas y Marijuan pidieron el relevo de las cámaras de seguridad alrededor de Paraná y Santa Fe para intentar dar con la identidad del motoquero que entregó el explosivo. Por otra parte ya comenzó la toma de las primeras declaraciones.

El miedo se esparce de cara a la votación del domingo. Las autoridades del Correo Argentino, que tendrá un rol fundamental en la organización de las primarias, pidieron un "refuerzo especial de la seguridad" de su sede central y de "todas las zonas afectadas al proceso electoral" del próximo domingo, tras la encomienda-bomba que estalló el jueves por la tarde en una recepción de la compañía Indra, que estará a cargo del escrutinio.

"Aquí no hubo una amenaza, sino una bomba de verdad. No podemos esperar al domingo a que la gente entre en pánico. Necesitamos tener la certeza de que el domingo de elecciones estará la seguridad garantizada", dijo uno de sus directivos a Infobae.














SOCIALES