Jueves 27 de Abril de 2017
 

           
La ley de Bosques Nativos cambia el paradigma de explotación del recurso
Chaco - Locales
21/03/2017 19:42:00
El subsecretario de Recursos Naturales, Luciano Olivares, afirmó que la sanción de la ley de Bosques Nativos “en el Chaco cambió el paradigma de la explotación del recurso” y le dio impulso “para fortalecer a su institución tanto a los equipos de gestión técnica, ambiental y de control” en el Día Mundial Forestal que se conmemora cada 21 de marzo.

A su vez “se pudo contar con el recurso para fomentar o promocionar entre 110 y 120 proyectos que anualmente se financian para poder hacer una actividad sostenible de preservación, conservación o proyecto mixtos de cuidado del bosque y la ganadería”.

“La valla a vencer es que estos recursos se incrementen. Los fondos recibidos en 2016 son los mismos que recibíamos en 2010 y la inflación o depreciación monetaria hace que se necesiten más recursos y también para llegar a más beneficiarios”, añadió.

Actividad sustentable

Olivares también dijo que el potencial forestal del Chaco es importante “en forma independientes de todo lo que rodea a los bosques o a la actividad forestal es imposible obviar la importancia que tiene tanto en el sector primario como industrial de nuestra provincia”.

En ese sentido marcó “la cantidad de empresas, de servicios que se dan en la actividad y el empleo que se suele mantener aún en épocas de crisis porque tiene una importancia laboral tanto en los pueblos como también donde se industrializa la madera, algo que es muy importante para nuestra provincia”.

En relación al algarrobo dijo que “es la materia prima por excelencia para la construcción de muebles en la microrregión como le llaman a Machagai, Quitilipi y Plaza” y apuntó que “al algarrobo puro, como también se lo denomina en publicaciones, se lo encuentra en la zona del interfluvio o más al norte”.

A su vez marcó que “el algarrobo fue mutando de alguna manera, casi naturalmente, esparciéndose por toda nuestra provincia y hay presencia en el sudoeste que fue creciendo en forma natural, por el manejo del ganado, y sobre todo en viejos campos agrícolas abandonados donde fue resurgiendo esta especie forestal”.

“Esto nos pone en el desafío de trabajar en un doble sentido: primero para resguardar el recurso desde el punto de vista ambiental porque sabemos de la importancia que tiene; y también desde el punto de vista industrial”, acotó.

Al respecto señaló que “ese algarrobo que hoy cuidamos tanto en la renovación natural del bosque como en la forestación o implantación de ese cultivo luego de 17 a 22 años va a ser un insumo más con que se contará en la industrialización de la madera en una carpintería”.

En relación al quebracho dijo que “es otra de las especies fundamentales” que como el caso del colorado que es insumo de la industria tánica que exporta la producción de tanino desde Puerto Tirol y La Escondida.

A esto sumó que el Belgrano Cargas está licitando la compra de durmientes de quebracho para la refacción de vías y que solo en los casos de renovación total utiliza los durmientes de hormigón armado. Y también hay una porción de carbón vegetal de quebracho colorado que se destina a la siderurgia.

En el caso del quebracho blando dijo que puede ser utilizado “en un sin número de productos, el carbón para el consumo en viviendas, que es requerido fuera del país y con perspectiva muy interesante con posibilidad de inversiones”.

Sin embargo señaló que “al ser un recurso natural que compartimos con las provincias de Santiago del Estero, Formosa y Salta que puede llevarnos a problemas serios de ilegalidad en su comercialización y debemos cuidar lo que es nuestros para el desarrollo de la microrregiones y la provincia”.

También se trabaja sobre la Reserva Grande

En las 300.000 hectáreas de la Reserva Grande también interviene la Subsecretaría de Recursos Naturales tras una reunión con el gobernador, Domingo Peppo, y el Instituto de Colonización se planteó la meta que “esa región no solo sea mirada como tierras transferidas a las comunidades aborígenes sino como parte de un plan integral” y que “en el terreno se analizarán las potencialidades que tiene no solo desde el punto de vista forestal sino también otras actividades para que se pueda producir de manera sustentable”.













SOCIALES