Miércoles 29 de Marzo de 2017
 

           
Qué piensan las mentes brillantes de la ciencia sobre la sal
Internacionales - Salud
15/10/2016 11:35:00
Son siete definiciones trascendentales que fueron expresadas por grandes voces de la medicina mundial. Palabras autorizadas que van desde Alberto Cormillot hasta la Universidad de Harvard

Las voces autorizadas merecen ser escuchadas siempre. Con la alimentación y la salud, la aparición de estudios, informes, investigaciones y conclusiones abordadas por los grandes nombres e instituciones relacionadas a la medicina y al bienestar de los seres humanos deben ser leídos con atención para advertir cuáles son sus opiniones.

La sal, un alimento que genera discusiones y posturas bien marcadas, tiene una influencia muy marcada en la salud de las personas. Es por eso que es clave descubrir qué piensan los hombres y mujeres que han revolucionado la medicina y que intentan advertir sobre una problemática que puede perjudicar el organismo de los individuos.

Alberto Cormillot

En el 42° Congreso Argentino de Cardiología, el médico especialista en nutrición advirtió que "es fundamental reducir el consumo de sodio en las personas", pero también sostuvo la necesidad de que los medios y los especialistas sepan comunicar con claridad y facilidad las conclusiones que obtienen los científicos en el mundo. "Cuando se dice que consumir sal no es tan malo, se deja de lado que hay una cantidad que sí importa y se debe respetar. Si a la gente le decís: 'ponele sal, pero no tanta', se le saca entidad a una problemática que es preocupante", dijo Cormillot.

Organización Mundial de la Salud

"Los datos indican que la reducción de la ingesta de sodio reduce significativamente la tensión arterial en los adultos. El sodio no solo se encuentra en la sal de mesa, sino también de forma natural en una gran variedad de alimentos, como la leche, la nata, los huevos, la carne y los mariscos", explicó la OMS en uno de sus últimos estudios.

Salim Yusuf

El prestigioso médico cardiólogo indio declaró: "La sal no es como el tabaco, en donde el objetivo es que la gente deje de fumar". Para Yusuf, la importancia es que se baje el consumo y no erradicar totalmente la sal de la dieta.

Nancy Cook

La célebre epidemióloga y profesora de medicina de la Universidad de Harvard, Nancy Cook, estudió durante 15 los efectos de la sal sobre la salud de más de 3.000 pacientes adultos con hipertensión y concluyó en que la reducción de sal en la dieta disminuye en un 25% el riesgo de ataques al corazón. En 2014, Cook demostró que las personas que consumían menos de 2.3 gramos de sodio al día (casi 6 gramos de sal), el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares es menor que entre quienes consumían entre 3.6 y 4.8 gramos de sodio al día.

Eoin O'Brien

El médico irlandés, de gran trayectoria y tras muchísimos años de investigaciones, concluyó en que "en lugar de buscar las pruebas que derrumben los beneficios que otorga la sal, es importante enfocar los esfuerzos en la formulación de una política mundial que beneficie a las sociedades sin centrarnos únicamente en una pequeña minoría que puede tener efectos negativos con la sal".

Organización Panamericana de la Salud

Según la OPS, aproximadamente el 30% de las personas que sufren de hipertensión obtendrían una presión arterial normal y el resto tendría un mejor control de su presión arterial si redujesen la ingesta de sal a un nivel saludable. De hecho, si se lograra reducir el consumo de sal al nivel recomendado por la Organización Mundial de la Salud -OMS-, se podrían evitar hasta 1 de cada 4 ataques al corazón o accidentes cerebrovasculares.

Andrew Mente

Epidemiólogo de la Universidad de McMaster (Canadá) discutió las conclusiones de Cook con un artículo publicado en julio de 2016 en la revista científica británica 'The Lancet'. Mente dijo que "lo ideal en términos de presión arterial y desarrollo de enfermedades vasculares es un consumo moderado de sal". Tras un estudio en el que participaron 133.000 personas de 49 países, Mente y sus colegas llegaron a la conclusión de que solo deberían reducir el consumo de sal las personas con hipertensión, ya que para ellas un exceso de sodio incrementa el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Alejandro Hita

El director del departamento de carrdiología del Hospital Universitario Austral detalló ante Infobae la importancia de realizar políticas públicas para ayudar a cambiar los hábitos de los comensales. Asimismo, lanzó datos escalofriantes sobre la realidad de los argentinos y el consumo de sal: "El ingreso de sal aconsejado por los especialistas tiene que estar entre tres y cuatro gramos por día. En la Argentina estaba en 15 gramos, tres o cuatro veces más de lo recomendado", dijo.













SOCIALES