Lunes 26 de Junio de 2017
 

           
Chile se alista para la vuelta de bachelet
Branco
Chaco - Tecnología
Branco - 15/11/2013 11:42:00
La ex presidenta de Chile propuso la gratuidad en la educación, una reforma de la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet y un aumento del 20 al 25 por ciento en los impuestos a las empresas. Bachelet lidera las encuestas camino a sumar a Chile a los gobiernos populares que están revolucionando América Latina.

Como si nunca se hubiera ido a Nueva York para dirigir ONU Mujer después de terminar su gobierno, como si fuera una madre a la que se le creen todas sus convicciones, así era aclamada Michelle Bachelet en el cierre de su campaña en el parque Quinta Normal de Santiago. “Vamos a necesitar estas mismas ganas porque tenemos que jugarnos por la primera vuelta, porque tenemos tanto que hacer”, les manifestó a sus seguidores la candidata de Nueva Mayoría (ex Concertación), diciéndose conmovida por las muestras de afecto. “Chile cambió en estos años. Es un país capaz de mirarse a sí mismo con sentido crítico y dar un gran salto para enfrentar la desigualdad.”

Apoyada por una coalición de centroizquierda aún más amplia que la que sostuvo su gobierno de 2006 a 2010, gracias a la incorporación del Partido Comunista y sus aliados, Bachelet es favorita para ganar el próximo domingo. La sigue Evelyn Matthei de la alianza de derecha oficialista y siete candidatos más, entre ellos Marco Enríquez-Ominami, disidente socialista, y Franco Parisi, liberal independiente.

En el cierre de ayer Bachelet prometió educación gratuita, un asunto que quedó visibilizado como nunca durante las movilizaciones de los universitarios y secundarios en el 2011, y que tuvo su germen en la revolución de los pingüinos –estudiantes secundarios– durante su gobierno. También propuso una reforma de la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet y un aumento del 20 al 25 por ciento en los impuestos a las empresas. Sus simpatizantes, reunidos desde temprano en la tarde en el parque ubicado en el centro de la capital, se mostraron ilusionados y eufóricos con sus proclamas.

“¡Bachelet, nuestro voto es para usted!”, coreaba un grupo de señoras. Entre ellas, Norma Huentenao, una comerciante independiente de 55 años, que contó a Página/12 por qué va a votar por la dirigente socialista. “Michelle es la presidenta del pueblo, la que lucha por los pobres, la que defiende la dignidad de las personas. Va a ganar en primera vuelta, amiga”, dijo agitando una bandera con la cara sonriente de su candidata.

De acuerdo con los sondeos, Bachelet va a ganar, pero no se sabe si le alcanzarán los votos para evitar la segunda vuelta. La última encuesta del Centro de Estudios Públicos, la más reconocida por los analistas, arrojó una intención de voto del 47 por ciento para la candidata de la Nueva Mayoría y un 14 por ciento para su rival de la derecha. Y la gran incógnita está dada por ver cuánta gente irá a votar, ahora que el sufragio es voluntario.

En medio de la gente pasaba una mujer con un sombrero Panamá, adornado con dos prendedores con la letra “M”. “Michelle es una dama, como su padre fue un caballero. Yo tengo 60 años, y cuando él vivía yo tenía 20. Era un hombre que luchaba por la justicia. Por eso Michelle es de ‘tomo y lomo’, ¿qué significa? de buena cepa”, dijo Ana María Pavón, vendedora.

El general de Aviación Alberto Bachelet, leal a Salvador Allende, había sido torturado hasta la muerte por sus compañeros de armas. Quiso la historia de un modo caprichoso que la candidata rival, Evelyn Matthei, fuera hija de otro general que conocía muy bien a Alberto Bachelet, pero que le dio la espalda. Fernando Matthei era director de la Academia de Guerra de la Aviación, el lugar donde estuvo detenido el papá de Michelle. Sin embargo, la Justicia chilena descartó que Ma-tthei estuviera directamente implicado en la muerte del general.

“¿Esa qué va a hacer en el gobierno? Es una rota, una ordinaria”, dijo Ana María sobre la candidata de la alianza de derecha (UDI-Renovación Nacional). Es que el carácter temperamental le jugó más de una mala pasada a Matthei y contrasta con los modos suaves y conciliadores de su contrincante principal. Tampoco le ha sido fácil a la aspirante de la Unión Demócrata Independiente (UDI) asumir la candidatura luego de que renunciaran por diversas causas a la carrera presidencial dos referentes de la derecha como Laurence Golborne y Pablo Longueira.

El analista Juan Carlos Gómez Leyton, profesor de posgrado en la Universidad Central de Chile, dijo a este diario que la valoración positiva que tienen los chilenos por Bachelet es un fenómeno sociológico. “Michelle tiene carisma, simpatía, un don, similar al que tenía Eva Perón con las masas argentinas. El ciudadano popular confía en Bachelet, no confía en uno igual.”

Gómez Leyton no cree que la candidata favorita modifique las estructuras del modelo chileno. Tampoco sus contendientes. “El proceso de acumulación neoliberal no va a cambiar, no hay ninguna propuesta que apunte a romper el modelo. Por ejemplo, la mayoría de los candidatos plantea una jubilación estatal, pero para que conviva con las AFP. Es decir, que agrega algo, pero no modifica la estructura neoliberal.”

Las AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones, similares a las extintas AFJP argentinas) fueron creadas por el ministro de Trabajo de Pinochet, José Piñera –hermano del actual mandatario– y son el único sistema previsional en Chile. Gracias a una reforma impulsada por el gobierno de Bachelet en 2008, el Estado ahora garantiza una jubilación mínima.

Durante la campaña fue creciendo la demanda popular por una asamblea constituyente que, entre otras cosas, reemplace la Constitución pinochetista. Mientras Ma-tthei rechazó de plano esa iniciativa azuzando el fantasma de Venezuela, Bachelet no descartó su convocatoria.

Pareciera que muchos creen en la promesa de Bachelet de un “Chile para todos” en un país que crece de forma sostenida, pero mantiene la concentración de la riqueza y la desigualdad.












SOCIALES